Los 5 personajes más jodidos por Dios en la Biblia

viernes, 26 de marzo de 2010
Original de Francesc Josep

Si han escuchado o leído la Biblia (ya sea por voluntad o a la
fuerza), seguramente ya saben que aquellos que más tuvieron contacto
con Dios tuvieron vidas bastante difíciles.


Porque a veces hacerle caso a una entidad como Él puede ser complicado…


moi Humor Original: Los 5 personajes más jodidos por Dios en la Biblia
abara Humor Original: Los 5 personajes más jodidos por Dios en la Biblia
jose Humor Original: Los 5 personajes más jodidos por Dios en la Biblia
jesus Humor Original: Los 5 personajes más jodidos por Dios en la Biblia

noe Humor Original: Los 5 personajes más jodidos por Dios en la Biblia

3 comentarios:

Berny dijo...

xD
Pues si, tratar con un ser todopoderoso no es fácil. Creo que a Moisés le fue peor que al resto, pero eso es relativo.
Saludos humanos!

§hamandalie dijo...

Que hay de Abraham?

"NOOo! No! Como vas a hacer eso!? ...Me haces tanto reir...Querubin :3"

Jiji, querubines, jiji...

See ya!

abel dijo...

Saludos señor Monstuosity. La señorita arenita me acaba de recomendar su blog y me ha hecho reir demasiado con estos últimos posts. SOlo quiero hacerle notar que se olvidó del personaje bíblico más tragico de todos: Job. Ese pobre hombre pierde todo lo que tiene, le da una enfermedad extraña y anda vagando medio desnudo por las calles PORQUE DIOS Y SATANÁS APOSTARON PARA VER A QUIEN LE PEDIRÍA AYUDA SI ES QUE LLEGABA A CAER EN ALGUNA DESGRACIA. Claro, la idea fue del Diablo... pero Dios aceptó el reto. Y los apostoles no hablaban en metaforas, el que hacía eso era Jesus, por eso casi nunca le entendian y se la pasaban pidiendole que les explicara lo q quizo decir. y creo que la jodida mas grande fue que lo mataran horriblemente y luego usaran la imagen de él despues de la golpiza como estandarte para supuestamente defender su causa. Como Cristiano protestante evangelico que soy, le brindo una sonrisa por los chistes tan cotorros que ha hecho de las sagradas escrituras. nos seguimos leyendo.

Publicar un comentario